17 de abril de 2014

El latín de 'La pasión de Cristo'

EN aras de la verosimilitud histórica, Mel Gibson rodó La pasión de Cristo (2004) en hebreo, arameo y latín, lenguas que acomodó a los personajes y acompañó con subtítulos. Esto en sí era novedoso e interesante y nos hizo acudir al cine a escuchar latín hablado más allá de un simple aforismo. 

Diez años después de aquella versión hiperrealista de las últimas horas de la vida de Jesús no sentimos ningún deseo de volver a verla. La crudeza de muchas escenas nos disuade de ello. Pero sí podemos recordar que la pronunciación del latín que allí se hablaba no era la clásica, sino la (anacrónica) eclesiástica o italiana. En este punto la autenticidad de la película encontraba una objeción.

Eran aquellas tres las lenguas vigentes en la Judea del siglo I. Las dos primeras, de origen semita, ancestrales: el arameo y el hebreo, aquél más extendido y predominante que éste. Y aunque minoritario, el latín, habida cuenta de la presencia romana en la zona ya desde los tiempos de Pompeyo

Pero junto a ellas también existía el griego koiné o común. Judea había sido ocupada por los sucesores de Alejandro en el siglo III a. de C. y era una región ampliamente helenizada. El griego común era la lingua franca en este apiñado guirigay de cuatro lenguas, y en ella se expresaban intelectuales y comerciantes. No está presente en la película de Gibson, de modo que su ausencia es otra objeción que empaña la veracidad lingüística pretendida. Razones se dieron, poco convincentes, para estas opciones desacertadas.

Ahora podemos especular qué lengua hablaba o debía de hablar cada quien y con quién, en la película o en aquel preciso momento histórico. Jesús habla el arameo (o quizá debió ser el hebreo) y reza en hebreo, aunque al prefecto Poncio Pilato se dirige en latín (simbólica, pero dudosamente). Pilato, con su esposa Claudia, se expresa en elegante latín; a Jesús se dirige, como a los judíos, en arameo, pero también en latín (en uno y otro caso quizá debió de hacerlo en griego común; Jesús pudo haber aprendido griego en su infancia). Los soldados se expresan en latín vulgar, con errores gramaticales y lenguaje soez. Habría quien dominara las cuatro lenguas (Pilato, si es que manejaba el hebreo), habría quien tres (los judíos: arameo, hebreo y griego), habría quien solo una (los soldados romanos, latín)…

Debates aparte, mejor escuchar las cavilaciones de Poncio Pilato aunque sea en un latín pronunciado a la italiana:


Pilatus.— Quid est veritas, Claudia? Eam audis, eam cognoscis quando dicitur?
Claudia.— Ita, audio. Num et tu? 
Pilatus.— Quomodo? Potes mihi dicere? 
Claudia.— Si non vis veritatem audire, nemo tibi dicere potest. 
Pilatus.— Veritas... Vis meam veritatem cognoscere, Claudia? Rebelliones opprimebam in hac statione remota undecim annos. Si hunc non condemnabo, scio Caiapham seditionem initiaturum esse. Si ita condemnabo, discipuli eius initiabunt: uterlibet sanguis effunditur. Caesar me monuit, Claudia. Bis monuit. Vice proxima ipse iuravit sanguis erit meus. Ecc' est mea veritas!
Legatus.— (...) Dom'ne, Herodus noluit hominem condemnare. Eum huc reddunt. Necesse erit supplementum novum habere.
Pilatus.—Nolo incitare seditionem.
Legatus.—Seditio iam est!

3 comentarios:

  1. No leo en ese enlace que pones ninguna razón dada por el asesor de Gibson para excluir de la película el griego. Yo creo que la razón es la de siempre: el griego, incomprensiblemente, siempre ha sido el gran desconocido: "Graecum est: non legitur". Pero que no quepa la menor duda de que las conversaciones entre un romano y un judío o cualquier otro habitante de la parte oriental del Imperio Romano tenían lugar en griego y sólo en griego. Un disparate de la película, por el que veo que te dejas llevar, es que los romanos se expresaban en arameo: de ninguna manera el pueblo conquistador se iba a "rebajar" (en su mentalidad) a hablar la lengua del pueblo sometido, máxime cuando eso requería un tremendo y prolongado esfuerzo. Los romanos ya estaban bastante ocupados en organizar, reprimir... y muchos de ellos en malvivir.

    ResponderEliminar
  2. No creo haber dicho que los romanos se expresaran en arameo; sólo Pilato, como se ve en la película, algo verosímil después de once años en la región. En cuanto al griego, es cierto que el asesor de Gibson sólo dice que lo sustituyó por el latín en algunos casos en los que se esperaría usar el griego...

    ResponderEliminar
  3. Tanpoco, o mejor dicho, menos aún Pilatos, te lo aseguro. Por lo demás, el resto de la entrada me ha parecido muy bueno.

    ResponderEliminar